martes, 7 de julio de 2009

Crisis Economica: Desempleo en Europa


La crisis recesiva con desempleo masivo que azotó en un principio principalmente a EEUU, ahora arrasa también con las economías centrales de Europa donde se registran huelgas y protestas sociales que desestabilizan los gobiernos desde Francia, Reino Unido, España, hasta Bélgica e Islandia.
Este malestar social que generan la desocupación creciente y el deterioro de las condiciones salariales, así como el achicamiento de la capacidad de consumo, alimenta y exacerba el estado de frustración colectiva, provoca pérdida de confianza en los políticos y alienta las huelgas y protestas sociales que comienzan a extenderse por toda la geografía europea.

En los primeros día del año 2009 se reafirmó la ola de de despidos laborales que certifica la presencia de una recesión a escala planetaria, cuyo centro se encuentra en EEUU y Europa, potencias directrices del sistema capitalista a nivel global.

La Oficina Europea de Estadísticas anunció que la desocupación en la zona europea trepó a finales de abril el 9,2%, la tasa más alta en diez años. Los números oficiales señalan que la desocupación creció durante ese período en casi 400.000 personas en Europa y en más de medio millón en el conjunto de la UE, donde ya hay 20,8 millones de desempleados.

Las principales economías europeas vieron aumentar el número de desempleados y solamente en España se destruyeron casi 800.000 empleos en el primer trimestre del año. Por otro lado, los países europeos con menos desempleo son Holanda (3%), Austria (4,2%) y Chipre (5,4%). Los peores situados, además de España, son Letonia (17,4%) y Lituania (16,8%). El desempleo subió en 24 de los 27 miembros de la UE, todos salvo Rumania y Grecia. Francia está en el 8,9% y Alemania en el 7,7%.


La crisis de los alimentos en relacion al hambre en el mundo y la postura del G8 ante este problema


Los representantes de los 8 países más ricos del mundo han impuesto políticas que son la causa original de la crisis de los alimentos y de la agricultura. Esta crisis mundial empezó a surgir en los años 70 y dejó a 852 millones de personas en la extrema pobreza, la mayoría de ellas viviendo en las áreas rurales. Sin embargo, la reciente crisis de los precios de los alimentos ha llevado la crisis a las ciudades, donde la gente ya no puede comprar suficiente comida. Ademas, La crisis climática originada por el abuso de los combustibles fósiles en los países industrializados y la deforestación masiva por las compañías transnacionales, golpeará especialmente a los países pobres del Sur. La reacción de los gobiernos del G8 ha sido desastrosa, simplemente impulsan las mismas políticas que han sido las causas de la crisis actual: más liberalización, más apoyo a los fertilizantes y semillas industriales, la revolución verde en África, más ayuda alimentaria y una rápida expansión de los agrocombustibles. Debido principalmente a la actitud de los países del G8, no se ha producido un avance en la conferencia de alto nivel organizada por la FAO y las compañías transnacionales recibieron un apoyo total para su iniciativa desastrosa de los agrocombustibles. Es irresponsable que el G8 y las instituciones multilaterales continúen destruyendo la producción de alimentos y que dejen a la merced de un puñado de compañías transnacionales y de los mercados internacionales que no son capaces y no están interesados en alimentar al mundo Si nos atenemos a los escasos avances reales en la lucha contra el hambre y la pobreza que han promovido las decisiones adoptadas en las cumbres del G8, es altamente improbable que los líderes de las principales economías acuerden medidas ambiciosas ante la crisis alimentaria mundial. Sin embargo, la búsqueda de consensos en esta materia no solo parece deseable sino que es necesario. En primer lugar, las cifras demuestran obstinadamente la gravedad de la situación: los precios nominales de los principales alimentos alcanzan en la actualidad los niveles más elevados de los últimos 50 años. Se trata de un desafío a escala internacional, puesto que sus efectos trascienden las fronteras al igual que sucede con el resto de los grandes problemas que aquejan a la Humanidad -impactos medioambientales, volatilidad de los mercados de capital, etc- Ahora bien, la responsabilidad de llevar a la práctica los compromisos acordados en estos encuentros, debe corresponder, en primer término, a los países más avanzados ya que la crisis económica mundial está arrasando con las vidas de trabajadoras vulnerables y con la de sus familias.


video

lunes, 6 de julio de 2009

¿Multinacionales de refrescos? ¿En la India?

¿Cómo es posible que empresas multinacionales se instalen en la India, donde hay presente un alto de grado de malnutrición? Este país convive con 164 millones de niños mal nutridos, la desnutrición y la miseria es la realidad que viven día a día. Las estadísticas que presenta UNICEF muestran lo siguiente:

§ Hay alrededor de 63 muertes por cada 1.000 nacidos vivos. La mayoría de estas muertes se producen durante el primer mes de vida, y el 47% en la primera semana.

Los niños y niños de la India siguen perdiendo la vida a causa de enfermedades que se pueden evitar simplemente con una vacuna.

El 46% de todos los niños menores de tres años son demasiado pequeños para su edad, un 47% tienen bajo peso y por lo menos un 16% muestran síntomas de emaciación.

La anemia afecta al 74% de los niños menores de tres años, a más del 90% de las niñas adolescentes y al 50% de las mujeres.

§ Las enfermedades diarreicas son la segunda de las principales causas de defunción en la infancia, después de las infecciones de las vías respiratorias. Las prácticas poco higiénicas y el agua de beber contaminada son algunas de las causas principales.

Más de 122 millones de hogares en el país carecen de letrinas.

§ En la India hay alrededor de 220.000 niños y niñas infectados por VIH. Se calcula que de 55.000 a 60.000 niños y niñas nacen todos los años de madres que portan VIH.
Un 20% de todos los niños de 6 a 14 años no van a la escuela, debido a varios problemas.
Se registra el mayor número de niños trabajadores menores de 14 años del mundo.
Y pareciera que no bastase con los problemas que ya tienen, ya que grandes empresas multinacionales de refrescos, como lo son Coca-Cola y Pepsi-Cola hacen un mal uso sanitario y del medio ambiente del territorio hindú, aprovechándose de los beneficios de instalar una sede es un país menos desarrollado que el de su origen.




Coca-Cola utiliza el agua de la India de manera gratuita, consume 4 litros para obtener 1 litro de gaseosa, es decir que del 100% solo va destinado un 25% a la bebida y lo demás se convierte en agua contaminada. Como consecuencia de esta contaminación, se vieron afectados el suelo, el aire y el agua, lo que trajo aparejado una serie de enfermedades. Estas enfermedades se ven reflejadas en la alta mortalidad infantil, la baja esperanza de vida y en las estadísticas ya mencionadas.


Pero eso no es todo, sino que además de la contaminación producida, pareciera que tampoco se preocupasen de la salud de los habitantes de la India. Se registró en las bebidas tanto de Coca-Cola como de Pepsi-Cola un alto porcentaje de pesticida (DDT), las proporciones son treinta veces más elevadas de lo permitido en Norteamérica y Europa. Ambas grandes empresas opositoras, unidas en esta problemática, intentaron desmentir tal denuncia, pero claramente se vieron contradecidas cuando no se permitió que las gaseosas elaboradas en la India puedan ser vendidas en los Estados Unidos y la Unión Europea.


El valor máximo de pesticidas encontrados en todas las gaseosas de Pepsi-Cola fue de 12.7 ppb; 25 veces más alto de lo permitido.

El valor máximo de pesticidas encontrados en todas las bebidas de Coca-Cola fue de 11.05 ppb; 22 veces más alto de lo permitido.




¿A qué se debe la presencia de empresas multinacionales en países menos desarrollados?

Para establecer una relación del por que las empresas multinacionales se instalan en un país como la India, donde gran parte de su población sufre de mal nutrición, hay que primero tener en claro ciertos conceptos.

Las empresas multinacionales son las protagonistas de la economía mundial, y su crecimiento pudo ser logrado gracias a las mejoras de los medios de transporte, las comunicaciones y por supuesto la globalización. Básicamente estas empresas son aquellas que se encuentran registradas en un país pero tienen filiales, sedes en otros países. El país de origen es por lo general uno desarrollado y buscan instalar sus sedes en países menos desarrollados. En un principio se dedicaron a la extracción de materias primas, pero hoy en día podemos notar que no solo realizan actividades en el sector primario, sino también en el secundario (industrias) y terciario (servicios). Además cuentan con un gran poder económico y político a nivel mundial, pudiendo así influir en los gobiernos y en instituciones internacionales.

Las estadísticas revelan que las empresas multinacionales son las responsables de más de un cuarto de la producción mundial. Actualmente las 200 multinacionales más importantes, entre ellas Shell, Philips Morris, Ford, tienen sedes en 17 países distintos. Más de una tercera parte pertenecen a Estados Unidos, siguiéndole Japón, Reino Unido, Francia, Alemania, Canadá e Italia. Como podemos notar, son siete de los ocho países del Grupo de los 8 (G8).





Actualmente la India, un país poco desarrollado pero que se encuentra en un estado de emergencia, es uno de los países más elegido para instalar las sedes de las empresas multinacionales. Esto se debe a distintos factores, los principales son que en este país se puede encontrar una mano de obra barata, altamente capacitada y abundante. Además de un trato fiscal favorable y una legislación permisiva en el área de salud, seguridad y/o ambiente.
Los países donde deciden instalarse estas grandes empresas se ven beneficiados por sus inversiones y el empleo que generan; pero la realidad para las multinacionales es otra, ellos le terminan pagando a estos empleados internacionales salarios más bajos que si desarrollaran esa misma tarea en un país desarrollado, pero a la vez un poco más alto que los percibidos por otros trabajadores de ese mismo país menos desarrollado. Por ejemplo la India, se convirtió en uno de los centros informáticos más importantes debido a que posee una población laboral altamente educada; de las dos millones de personas que se gradúan cada año de la universidad, todos hablan inglés; tiene excelentes conexiones para la transferencia internacional de datos, y buen acceso a Internet; y principalmente porque los salarios de sus profesionales son, en promedio, una cuarta parte de los mismos puestos equivalentes en Europa o Estados Unidos.

Por lo que podemos notar, no todo es como parece ser. A pesar de que en la India haya un gran numero de empresas multinacionales instaladas, la pobreza y el hambre siguen presentes. Y esto es porque generalmente las ganancias generadas por estas grandes empresas no son invertidas en ese país sino que son enviadas al país de origen, y así es como la India sigue siendo el país que presenta tasas más altas de desnutrición. Las multinacionales solo buscan el beneficio propio, se centran en su egoísmo a pesar de utilizar tanto territorio ajeno como trabajadores de otros países de los cuales buscan aprovecharse.